Importancia de la Vacunación contra el VPH

Las vacunas han sido responsables de un incremento sustancial de la esperanza de vida y de la calidad de vida en todos los países del mundo, independientemente de su nivel de desarrollo.

El cáncer de cuello uterino es el segundo cáncer más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, provocando aproximadamente medio millón de muertes cada año.

Toda mujer sexualmente activa tiene riesgo de infectarse por el virus del papiloma humano (VPH), un 80% de los casos de cánceres de cuello uterino son causados por el VPH oncogénico 16, 18, 31 y 45.

La vacuna contra el VPH representa hoy en día una nueva esperanza en la protección contra el cáncer de cuello uterino. Las vacunas generan protección a través de la memoria inmunológica (inmunidad) que producen, sin causar los problemas que provocan las enfermedades.

Para lograr una prevención eficaz mediante la vacunación, las vacunas deberán administrarse antes de la exposición al VPH. La infección genital por el VPH es de transmisión sexual, y para protegerse de la infección asociada al VPH, la vacunación debe realizarse antes del inicio de la actividad sexual, lo cual implica que la población prioritaria para la vacunación son las niñas en edad pre-pubertal y las adolescentes jóvenes, además porque la respuesta de anticuerpos producidas por estas vacunas son mayores antes de la pubertad que después de la misma.

Autor: Dra. Silvia Carbo (Médico)
Médico General de Plan Vital